Aptitud vs actitud, ¿qué es más importante para la atracción de talento?

Tiempo estimado de lectura: 2 minutos

Actualmente se habla mucho sobre la actitud de las personas en cada aspecto de su vida: en el trabajo, en la familia, en el deporte… Los expertos dicen que nunca han visto que una persona con buena actitud no crezca, porque todo lo demás se aprende, pero la actitud es difícil de moldear.

La personalidad humana es una combinación de múltiples rasgos. Tanto la actitud como la aptitud son aspectos interesantes que ayudan a predecir las habilidades y los patrones de comportamiento de un individuo.

  • Aptitud: Habilidad innata, aprendida o adquirida.
  • Actitud: Es la forma o manera de abordar cualquier acción o circunstancia.

 

El embudo como herramienta en la selección por actitud

El embudo es una herramienta que hemos desarrollado para la selección de personal en Grupo Sistemas. Puedes observar que, en la parte alta de este, se encuentran miles de personas de cierto perfil general, pero a medida que se va bajando y el embudo se hace más estrecho, la población meta también disminuye porque las empresas van aumentando sus requerimientos. 

Si buscas un ingeniero, contador o administrador puedes encontrar miles de candidatos en el mercado, pero cuando introduces más requisitos al embudo como especialización en cierta industria, con experiencia en determinados mercados o que haya trabajado con algunas marcas, la cantidad de candidatos disponibles baja y baja. Más aún, si uno de los filtros del embudo es que tenga una buena actitud, que haga match con la cultura organizacional o que comparta los valores empresariales. En este punto, ya no habrá miles o cientos de candidatos, aquí es donde se diferencia quién quiere ejecutar la vacante especializada y quien no quiere hacerlo.

Antes de contratar a alguna persona, debemos poner el foco en la actitud; todo lo demás se aprende, pero la actitud no es algo que se adopte con solo instrucción, en una intensidad positiva. La literatura habla acerca de “La entrevista por actitud” y refiere encuestas que muestran que alrededor del 46% de las personas contratadas fallan en sus resultados durante los primeros 18 meses debido a la parte actitudinal, no a su inteligencia o conocimiento.

En entrevistas especializadas, sugerimos poner mucho énfasis en la actitud de las personas como primer filtro al contratar personal calificado, seguido del match que el candidato haga con la cultura y valores empresariales. Una vez realizado este filtro, se puede continuar la elección de candidatos con base en las competencias técnicas o conocimientos. De esta manera, se invierte el tiempo inteligentemente porque cualquier candidato que sea seleccionado tendrá una mente abierta y pensamiento positivo que contagiará a las demás personas para querer colaborar y hacer las cosas de la mejor manera posible.

Recordemos que, si se requiere contratar con base en actitud, se deberán considerar los siguientes aspectos:

  • Inteligencia emocional
  •  Actitud y temperamento de la persona
  • Motivaciones
  • Valores 

 

Todo se puede aprender o podemos enseñarle a alguien cosas técnicas, pero la actitud de las personas, la definen ellas mismas. 

Si te gustó este artículo compártelo o síguenos en LinkedIn.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Contáctanos