Puntos críticos de la reforma a la subcontratación de personal, mejor conocida como outsourcing

Tiempo estimado de lectura: 2 minutos

Después de varios meses de negociaciones entre el sector privado y el gobierno, se llegó a los acuerdos suficientes para aprobar y publicar como decreto, el pasado día 23 de abril, la reforma en materia de subcontratación de personal enviada por el ejecutivo federal. Aquí enumeramos los cambios o puntos destacables al respecto.

  • El Decreto entró en vigor el pasado 24 de abril del 2021.
  • El plazo para trasferir a los empleados en esquemas de outsourcing o insourcing a la nómina de la empresa que realmente debe fungir como patrón, concluye el 23 de julio del 2021
  • Solo se permitirá la subcontratación de servicios especializados y obras complementarias o compartidas.
  • Las empresas que presten esté tipo de servicios deberán registrarse dentro de los 90 días siguientes a que la Secretaría del Trabajo publique el reglamento para este efecto. Dicho reglamento será publicado dentro de los siguientes 30 días a la publicación del Decreto.
  • El registro deberá ser renovado cada tres años.
  • Los servicios especializados contratados nunca podrán incluir el mismo objeto social del contratante o su actividad económica preponderante.
  • Las empresas que presten servicios de subcontratación especializada deberán presentar cuatrimestralmente información al INFONAVIT y al IMSS.
  • Las empresas que presten servicios especializados no podrán tener varios registros patronales con diferentes clases de riesgo.
  • El contratante de servicios especializados es responsable solidario de las contribuciones omitidas por el contratista.
  • De demostrarse una subcontratación de personal o simulación, el contratante no podrá deducir el monto del servicio ni acreditar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) correspondiente. También se establecen sanciones económicas y penales en ciertas situaciones.
  • Para efectos de la Participación de los Trabajadores en las Utilidades (PTU), se modifica el esquema de reparto, no así el porcentaje de las utilidades de la empresa para este fin, que continúa siendo del 10%.
  • Existirá un tope máximo de 3 meses de salario, o bien, el promedio de los últimos 3 años de la PTU que se haya repartido. El monto que resulte mayor de los dos será el que se reparta. Este cálculo no necesariamente será el 10% que actualmente reparte el patrón, sino que puede resultar un porcentaje menor, lo que representaría un ahorro para el patrón.
  • Existen otras reglas que aplican en función del esquema que cada una de las empresas vaya a tomar, como pueden ser diferentes registros patronales con misma clase de riesgo, pero con primas de riesgo de trabajo (PRT) diferentes.
  • La sustitución patronal, como lo indica la ley del IMSS, se volverá a considerar cuando haya expirado el plazo de gracia de 90 días, en lo referente a la transmisión de bienes.
  • Desaparece la retención actual del 6% del IVA que realizaba el contratante al contratista.
  • Las leyes que se ven modificadas por este Decreto son:
    • Ley Federal del Trabajo
    • Ley del IMSS
    • Ley del Infonavit
    • Código Fiscal de la Federación
    • Ley del ISR
    • Ley del IVA
    • Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado


Por todo lo anterior, las empresas deberán modificar o adaptar sus modelos de negocio con el fin de cumplir la nueva regulación y adaptar la nómina de su propia empresa. Si necesitas ayuda te podemos asesorar para adaptarte de la mejor forma a esta regulación.

¿Esta reforma impactará a tu empresa de manera inmediata? Comenta en nuestra publicación en LinkedIn.

Recibe asesoría gratuita de nuestros especialistas.

Si te gustó este artículo compártelo o síguenos en LinkedIn.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Contáctanos